El concepto de éstas curiosas monedas ya es de dominio mundial, ¿por qué no aprender un poco más? sigue leyendo para descubrir más sobre éste método de pago.

1.- Si te interesa, ¡investiga!

El mundo de las criptomonedas es bastante amplio, por lo que si quieres incluirte en ésta cultura y quizás invertir tu dinero en ella, es primordial que sepas qué hay detrás de todo.

Las criptomonedas se establecen a través de propuestas, y es muy importante comprender cual es la intención de la creación de éstas. Por ejemplo: Ethereum es un sistema pensado para la creación de contratos inteligentes.

Otro dato interesante, es que detrás de cada propuesta existe un equipo. Tener información sobre el equipo creador de la criptomoneda nos permite conocer y confiar en el proyecto que nos proponen a través de su criptomoneda, siempre y cuando no sean equipos anónimos como el de Bitcoin, claro está.

En resumidas cuentas, es un gran beneficio tener toda la información posible al momento de adquirir o trabajar con las criptomonedas, de ésta forma evitamos violaciones a nuestra seguridad y estafas.

2.- Si vas a invertir en minería, que sea de forma inteligente

Antes de arriesgarte a comprar equipos para realizar ésta actividad, es necesario prever qué es lo que realmente necesitas para ser un minero exitoso.

Puedes comenzar haciendo un estudio del espacio que utilizarás para almacenar tus máquinas. Seguido de ésto, debes tener en cuenta que necesitarás un sistema para enfriar los equipos: aplicar aire acondicionado para refrescar y algún extractor de calor.

Por otra parte, no olvidemos considerar el consumo eléctrico que nos genera el tener todo encendido las 24 horas.

3.- La minería y su rentabilidad

La actividad minera se ve comprometida con la variación constante del precio de los criptoactivos. Es por esto que quien tenga la intención de invertir, debe contemplar que la recuperación de su inversión depende por completo del movimiento de las criptomonedas en el mercado.

4.- Existe una forma de almacenar tus criptomonedas fuera de línea: cold storage

Es bastante interesante, puesto que es una manera sencilla de asegurar nuestros ahorros o inversiones de modo offline. El cold storage radica en guardar información en un elemento que no tiene conexión a internet, y fuera de alcance para terceros. Dicho elemento puede tratarse tanto de una computadora (específicamente sin conexión a internet) o un pedazo de papel, conocido como monedero de papel, de manera que a donde vayas tendrás tus bitcoins mientras cargues con tu paper wallet.

5.- Hablemos de seguridad

Anteriormente recomendamos la aplicación del cold storage para nuestras criptomonedas, y es que es primordial para nosotros el resguardo correcto. Pero también existen otras maneras más sencillas, aunque no menos importantes.

  • Tus contraseñas deben ser confiables, por lo que debes asegurarte de idear claves fuertes y diferentes para cada sistema que utilices. Aunque algunas veces parece que los códigos generados son demasiado difíciles e imposibles de recordar, es preferible usarlos. (Puedes mantenerlos en papel para no olvidarlos)
  • Evita vincular tu celular con tus monederos. Una de las maneras más fácil de ser robado es ésta: cualquier hacker con un poco de experiencia puede acceder a tu teléfono y “tumbar” tus claves para adueñarse de tus criptomonedas.
  • Si utilizas wallets de cualquier tipo, es prudencial realizar “backups” o respaldos de forma recurrente, en el caso de pérdida o cambio de tus dispositivos.

El interés en las criptomonedas ha aumentado exponencialmente, por lo que te ayudamos a seguir al día con el tema. ¡Síguenos en nuestras redes sociales para más información!