Recientemente se ha calificado a Bitcoin (BTC) como el oro digital, debido a sus semejanzas con esta materia prima. La dificultad para minar, el suministro limitado y el alcance internacional convierten al oro y a Bitcoin en activos confiables para invertir y ahorrar.

Sin embargo, la criptomoneda madre posee una ventaja respecto al metal precioso. Puede ser transferido a través de canales comunicacionales en todo el mundo de una manera rápida y segura.

Al establecer comparaciones entre ambos activos es preciso tener en cuenta sus similitudes, formas de comportamiento y lógicas de funcionamiento. En ese sentido, se pueden destacar varios aspectos:

Movimiento de precios similares

Recientemente se evidenciaron semejanzas entre el Bitcoin y el oro. El precio de los activos tuvo un comportamiento parecido en medio de las tensiones que se vivieron en Medio Oriente a principios de este año.

Los conflictos iniciaron con el ataque aéreo de Estados Unidos a Irán en las primeras semanas de enero. Bitcoin aumentó desde una cifra inferior a los 7.000 dólares hasta los 7.300 dólares.

Luego, cuando en respuesta a la agresión,  Irán envió misiles contra objetivos en Irak, la criptomoneda se ubicó en 8.450 dólares. El oro también aumentó su valor a 1.600 dólares por onza, un nuevo pico en los últimos seis años.

Sin embargo, no puede afirmarse que existe una correlación entre el precio del oro y el de Bitcoin. En muchos momentos ambos han experimentado comportamientos totalmente diferentes.

Escasez, oferta y demanda

Al igual que el oro, Bitcoin es un activo de extracción finita (21 millones de BTC). Su suministro se recorta aproximadamente cada cuatro años mediante el proceso automatizado conocido como halving. El tercer halving ocurrido el pasado 11 de mayo llevó el suministro a una tasa de 1,7% anual.

La escasez de Bitcoin implicará consecuentemente una disminución de su oferta. La demanda existente se mantendrá y puede aumentar con la entrada de nuevas personas a este mercado.

En este escenario, es probable que en el largo plazo el precio de la criptodivisa aumente, puesto que se tiene que realizar un esfuerzo mayor para obtener menor cantidad de bitcoins. Las futuras ventas de Bitcoin por parte de los mineros y las compras de los inversionistas determinarán ese precio.

La medida de Stock-flow (S2F, stock-to-flow o existencia y flujo) mide la nueva tasa de suministro de Bitcoin sobre el suministro total que ya se encuentra en circulación. Después del halving, la escasez stock to flow de la criptomoneda se colocó a la par con la del oro.

Para comprender como se crea valor mediante la escasez, basta observar el lo sucedido luego de romperse la paridad oro – dólar en 1971.

Mientras el dólar se redujo, el precio del oro se incrementó en 4,000%. Se colocó por encima de otros metales parecidos, debido a la dificultad para extraerlo y a su escasez.

La devaluación del dólar y de otras monedas fiat, producto de la inflación, conduce a las personas a refugiarse en activos seguros como el Bitcoin. En países como Argentina y Venezuela las transacciones hechas con este criptoactivo se han incrementado exponencialmente en los últimos años.

Futuro de Bitcoin

En esta primera década de circulación, la criptomoneda se ha posicionado como un activo confiable en el mercado. En la siguiente década se proyecta que la moneda digital pueda ser adoptada masivamente como un instrumento de intercambio, ahorro e inversión. Asimismo, se estima que su valor incremente a medida que se vuelva escasa y los halvings produzcan efectos.

Al momento de escribir el artículo, BTC tiene un valor de 8.975 dólares. Alrededor de ese valor giran muchas predicciones. Entre las más pesimistas encontramos la del analista Tone Vays. El analista consideró que, debido a la pandemia del Covid -19, en el 2020 la criptomoneda pudiera alcanzar un mínimo de 3.700 dólares.

Por su parte, el CEO de Binance, Changpeng Zhao, fue optimista. Estimó que el plan de estímulos de 2 billones de dólares, impulsado en Estados Unidos en medio del coronavirus, incrementaría el capital del mercado de Bitcoin y el valor del criptoactivo pudiera ubicarse en 100.000 dólares.

Lo cierto es que la economía mundial y el precio de Bitcoin  dependerán del desarrollo de la crisis del Covid – 19. Asimismo, deben esperarse las consecuencias del halving sobre la moneda digital. Corresponde estar atentos a los acontecimientos.